Costo de manufactura

miércoles, 14 de marzo de 2012



Concepto de costo

Los contadores definen el costo como un recurso sacrificado para alcanzar un objetivo especifico. Un costo (Materiales o Publicidad) se mide por lo general  como la cantidad monetaria que debe pagarse para adquirir bienes y servicios. Los gerentes desean saber cuánto cuesta algo en particular (productos, servicios, maquina o un proceso) para poder tomar decisiones. A este (algo) se le llama objeto del costo, que es todo aquello para lo sea necesaria una medición del costo.
Para los costos de manufactura existen diferentes tipos de costos, los cuales describiremos a continuación:

Costo real:

Es el costo en el que sea incurrido (costo histórico o pasado), a diferencia del costo presupuestado, que es un costo predicho o pronosticado (costo futuro).

Costo de producción:

Son los costo que se generan en el proceso de transformar las materias primas en productos terminados y se dividen en tres (3).

1. Costo de materia prima
2. Costo de mano de obra directa
3. Costo indirecto de fabricación

Costo de materia prima: 

Es el costo de los materiales integrados al producto. Por ejemplo la arena y el cemento que se utiliza para producir bloques, la harina y químico utilizados para producir pan, es decir, cualquier parte de un producto que sea fácil de identificar, como la madera para un mueble.

Mano de obra directa:

Es el costo (pago a los trabajadores) que intervienen directamente en la transformación del producto. Sueldo de los trabajadores mezclan la arena y el cemento, sueldo del carpintero que corta la madera, es decir, los individuos que trabajan de manera específica en la fabricación de un producto o en la prestación de un servicio.

Gasto indirecto de fabricación:

Son los costos que intervienen en la transformación de un producto, que son distintos de los materiales directo y la mano de obra directa. Por ejemplo, los sueldos de los supervisores si no están asignados directamente a una línea de producción, los sueldos de los gerente y administradores, la depreciación de los equipos, el pago del alquiler del local. Los costos indirectos son todo aquello que son generados por las operaciones de la empresa y no por la producción. 

Los costos que se derivan de las operaciones de la empresa son los siguientes:

Costo financiero:

Son los que se originan por la obtención de recursos ajenos que la empresa necesita para su desenvolvimiento, estos incluyen el costo de los intereses generado por los préstamos que la empresa debe pagar.

Costo de administración:

Son los que se originan en el área administrativa, o sea, los relacionados con la dirección y manejo de las operaciones generales de la empresa.

Costo de distribución o ventas:

Son los que se incurren en el área que se encarga de llevar los productos terminados a los clientes. Por ejemplo, logística y distribución, los costos generados por este departamento y las promociones que realiza la empresa para dar a conocer el producto, así como las comisiones que paga a sus vendedores.  

Continuando con los costos de producción, recordemos que habían sueldo que se consideraron directo (carpintero y mezcladores) y otro que eran de carácter indirectos (sueldo del supervisor). 

Esta es una de las razones por los cual los costo de producción se clasifican en directo e indirectos.

Costos directos:

Son los que se pueden identificar o cuantificar plenamente con el producto  terminado o áreas específicas.

Costos indirectos:

Son aquellos costos que no se pueden identificar o cuantificar plenamente con los productos terminados o áreas específicas.

Todo el proceso de costo lleva consigo mediciones, análisis y pronósticos para mantener control de los mismos. Por tal razón se realizan estimaciones que de donde viene el término costo estimado.

Costo estimado:

Es aquella técnica, mediante la cual los costos se calculan sobre ciertas bases empíricas, calculando aproximadamente el costo de los elementos que lo integran, antes de producir el producto o durante su trasformación.

Costo estándar:

Es el cálculo efectuado con bases científicas sobre cada uno de los elementos del costo de un producto, para determinar lo que un producto debe costar.

Costo del producto:

Son los que se llevan contra los ingresos únicamente cuando han contribuido a generarlos en forma directa, en otras palabras, son los costo de los productos que se han vendido, sin importar el tipo de venta, en tal sentido los costo que no contribuyeron a generar ingresos en un período quedaran inventariados.

Costo del período:

Se refiere al costo que contribuye a determinar el costo de producción en un período de tiempo determinado (mensual o anual). Ejemplo, renta de la planta de producción, cuyo costo se lleva en el período en que se utilizo para ese período.

Es entonces aquí, cuando surge otra clasificación para los costos, pues se debe saber cuáles costos son aumentados por la producción y cuáles no,  y vienen los siguientes costos:

Costos fijos:

Son aquellos que están en función del tiempo, es decir, no sufren cambios, aun cuando la producción aumenta su volumen, siempre la empresa deberá pagar por ejemplo, la renta, depreciación, seguros, energía eléctrica entre otros.

Costos variables:

Son aquellos costos cuya magnitud cambia en razón directa con el volumen de la producción, mientras mayor sea la producción mayores costo variables tendremos, pues se necesitara más materia prima y en ocasiones una mayor cantidad de empleados directos para cumplir con las demanda de productos.  

En tal sentido, esto lleva a que podrían darse un nuevo caso, que los costo fijos, como variables se unifiquen. Entonces tendríamos como resultado lo siguiente:

Costo mixto:

Tienen las características de costos fijos y variables, a lo largo de varios rangos relevantes de operaciones. Estos a su vez se dividen en dos (2) tipos de costo mixtos, que son los siguientes:



Costo semivariable:

La parte fija de un costo semivariable usualmente representa un cargo mínimo al hacer determinado producto o servicio. La parte variable es el costo cargado por usar realmente el servicio. Por ejemplo las facturas de teléfono tienen un costo fijo por realizar y recibir llamadas y también un costo variable por la cantidad de minutos realizados.

Costo escalonado:

La parte fija de los costos escalonados cambia a diferentes niveles de actividad puesto que estos costos se adquieren en parte indivisibles. Ejemplo,  el salario de un supervisor. Si se requieren un supervisor por cada 20 trabajadores y existen 60 trabajadores debe de haber 3 supervisores, pero si fueran 65 entonces debe de haber 4 supervisores.

Todas las clasificaciones son importantes, pero los más relevantes son los que se asignan en función de la actividad de la empresa, pues la toma de buenas decisiones dependerá de la estructuración de sus costos y planeación de los mismos. 


 
Prácticas Contables © 2011 | Designed by RumahDijual, in collaboration with Online Casino, Uncharted 3 and MW3 Forum