Diferencia entre contabilidad Administrativa y Financiera

viernes, 19 de diciembre de 2014


Saludos amigos, a continuación vamos a establecer algunas diferencias entre la contabilidad administrativa y la contabilidad financiera ambas son instrumentos muy importantes tanto para un negocio como para una empresa, pero cada una tiene un propósito diferentes. Ahora vamos a comparar las diferencias, para ello definiremos sus conceptos.

Contabilidad Administrativa:

Es el Sistema de información al servicio de la administración. También llamada contabilidad gerencial, con orientación a funciones de planeación, control, y toma de decisiones. Se refiere de manera general a la extensión de los informes internos, de cuyo diseño y presentación se hace responsable actualmente el contador de la empresa.

Contabilidad Financiera:

La Contabilidad Financiera es la técnica con la que se produce de una manera sistemática información cuantitativa sobre entidades económicas, orientada a proporcionar información a terceras personas relacionadas con la empresa.

Diferencias: Contabilidad Administrativa y Contabilidad Financiera

La contabilidad administrativa se presenta internamente, mientras que la contabilidad financiera se utiliza para terceros. Aunque la gestión financiera es de gran importancia para los inversores actuales y potenciales, la contabilidad de gestión es necesaria para los administradores para tomar decisiones financieras actuales y futuras. La contabilidad financiera es precisa y debe adherirse a los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados (GAAP, por sus siglas en inglés), pero la contabilidad de gestión es a menudo más como una conjetura o una estimación, ya que la mayoría de los gerentes no tienen tiempo para analizar los números exactos cuando una decisión tiene que ser tomada.

La contabilidad administrativa está organizada para producir información para uso interno de la administración. La labor de administrar una organización requiere por parte de su responsable, una serie de datos que no son los mismos que se pretende presentar a los interesados externos relacionados con la organización, como los accionistas, las instituciones bancarias e inversionistas. Ello obliga a tomar decisiones de todo tipo. La diferencia básica radica en la forma como se presenta la información hacia el exterior, que es distinta de la requerida para usos internos.

La contabilidad financiera requiere un modelo o formato específico, en cuanto a la administrativa el modelo o formato será de acuerdo a las necesidades de la administración.   La contabilidad administrativa está enfocada hacia el futuro, a diferencia de la contabilidad financiera, que genera información sobre el pasado o hechos históricos de la organización, esta última información se utiliza como punto de referencia para planificar en el futuro.

La contabilidad administrativa se orienta hacia el futuro, debido a que una de las funciones esenciales del ejecutivo es la plantación dirigida al diseño de acciones que proyectan la empresa hacia el porvenir. Para realizar dicho diseño de acciones es necesario contar con información histórica que diagnostique la situación actual de la empresa e indique sus carencias y puntos fuertes, para que se fijen las rutas y estrategias a seguir.

La contabilidad administrativa no está regulada por principios de contabilidad, como lo está la contabilidad financiera. La información que se genera para fines externos tiene que ser producida con determinados principios o reglas, de tal forma que el usuario esté plenamente seguro de que en los estados financieros de las diversas empresas existe uniformidad en lo relativo a su presentación y, por tanto, puede haber comparabilidad, por esto es necesario que la información esté plenamente regulada. En cambio la información requerida por los administradores se ajusta a las necesidades de empresa.

La contabilidad financiera, siempre será necesaria, no así  la contabilidad administrativa, que es un sistema de información opcional. Las informaciones financieras son de cierto modo obligatorias, ya que se deben presentar las declaraciones de impuesto anualmente, obligando de esta forma a que exista una contabilidad financiera. La misma información es requerida por las instituciones bancarias, para llevar a cabo sus análisis. En cambio, las empresas no necesariamente deben llevar la contabilidad administrativa: no existe obligatoriedad.

2 comentarios:

  1. Aunque ambos terminos suene igual soon realmente muy diferentes entre si, son subclases de la cotabilidad, pero el enfoque de cada uno es muy diferente, saluddos y los invito a conocer los mejores Despacho contables en Cancun

    ResponderEliminar

 
Prácticas Contables © 2013 | Plantilla diseñada por Ciudad Blogger